CRECE EL MOVIMIENTO DE CONTENEDORES EN EL PUERTO


Con predominio de servicios de la naviera Maersk, en lo que va del año se exportaron casi 20000 toneladas de mercaderías desde la terminal marplatense. También aumenta la operatoria de la flota potera.

El buque de transporte marítimo Saturn protagonizó en su última escala el movimiento de cargas más importante que registre el puerto de Mar del Plata desde que se completó la última obra de dragado. Zarpa este jueves con 150 contenedores que llevan productos marplatenses destinados a exportación.

La embarcación, de 161 metros de eslora, es la segunda de la empresa Maersk que recala aquí en apenas 48 horas. Antes había estado el “Tabago Bay”. La naviera incrementa así su presencia en la ciudad y en este último viaje acaba de dejar 200 contenedores vacíos, clara señal de confianza y apuesta de continuidad para este destino.

Estos servicios de la Maersk sumados a los que realiza la firma MSC acumulan un total de casi 20000 toneladas de mercaderías despachadas desde muelles locales solo en lo que va de este año. El mayor volumen corresponde a pescado fresco o procesado.

Jorge Hidalgo, presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, destacó estos resultados positivos, consideró que son producto de la previsibilidad que se logró a partir del dragado integral y resaltó el objetivo de mejorar aún más las condiciones operativas. “A la confianza demostrada por las navieras hay que acompañarla a la brevedad con planificación del dragado de mantenimiento y servicios acordes para atender a buques aún más grandes”, explicó.

Este movimiento aporta a la dinámica de una terminal que también sumó en las últimas semanas los primeros resultados importantes de la zafra del calamar, con buena parte de la flota potera que mantiene aquí sus desembarcos, favorecidos en esta oportunidad por una propuesta de descuentos y beneficios implementada en un esfuerzo conjunto del sector público y operadores de distintos rubros del sector privado.

A los arribos concretados estas semanas se agregan los que se darán a partir del próximo lunes. Algunos de estos buques podrían prolongar su estada a la espera de momentos más favorables para dar con el recurso en alta mar. Esa coincidencia de la flota que aquí tiene su puerto de abrigo con embarcaciones que proceden de otras terminales vuelve a sacar a la luz la dificultad logística histórica que tiene el puerto de Mar del Plata con la disponibilidad de espacios de amarre.